Un trocito de....

"Quizá tuvieran razón en colocar el amor en los libros... Quizá no podía existir en ningún otro lugar" Willian Faulkner


viernes, 9 de septiembre de 2016

Nanorrelato nº 435. La transmutadora soledad

<< ¡Solo!>>, sonó en su cabeza nada más despertarse, produciendo la misma sensación que tiene un perro ante la explosión de un petardo.  << Pero… yo no quiero estar solo >>, surgió con la velocidad de una incógnita fácil de despejar. << ¿Por qué? ¿En que momento empezó…esto?>>, siguió con las preguntas buscando una lógica que le llevara a buen puerto. <<Tengo que buscar solución. Así no puedo seguir. Yo no me merezco este malestar>> Y…de un salto, se levantó y se puso a andar sin rumbo. Iba tan ensimismado en “sus cosas” que un claxon insistente y un grito de << ¡Quita chucho!>> le hizo orillarse más al arcén instintivamente. << ¡Fíjate si estaré solo que parece como si fuese un perro abandonado!>>

1 comentario:

  1. La soledad no es mala ni buena en sí misma, incluso a veces resulta necesaria. El problema surge cuando viene impuesta, como le sucede a tu personaje.
    Un abrazo, Pedro

    ResponderEliminar