Un trocito de....

"Quizá tuvieran razón en colocar el amor en los libros... Quizá no podía existir en ningún otro lugar" Willian Faulkner


lunes, 30 de noviembre de 2015

Nanorrelato nº 427. Dos mitades

Érase una vez un señor que decidió, con sólo la mitad exacta conservada de sus facultades mentales, dos cosas importantísimas a la vez: dejar de fumar y quitarse la vida. <<Perdone señorita, para mí es muy importante que me reciba ese día el médico de tabaquismo. Necesito empezar a dejar de fumar ese día exacto. ¡Tiene que ser ese día! Por favor, hágame caso>> Un hueco repentino en la agenda del neumólogo hizo posible su deseo. Con lo que, después de la consulta, fue a la farmacia a por las medicinas que acababan de recetarle para que le quitasen un poco la ansiedad en su duro proceso. Se tomó su pastilla y… así se encerró en su coche después de conectar el tubo de escape con el habitáculo mediante la manguera que acababa de comprar en la ferretería que (cómodamente) estaba al lado de la farmacia ¡Siempre le había sorprendido esa forma de suicidarse “a la americana”! <<Por fin he conseguido algo importante en mi vida. No todo han sido fracasos>>, fue su último pensamiento…y muy feliz, de hecho. FIN.

6 comentarios:

  1. Un hombre que pensaba que su vida carecería de sentido si dejaba de fumar, de ahí que no fuera casualidad que su forma de pasar al otro barrio consistiera en un atracón de humo.
    Otra perla de las tuyas, como las del Velocirraptor, que son una gozada, ya casi llevo la mitad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Angel. Un abrazo muy fuerte. Da gusto escribir contigo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias,Angel. Un abrazo muy fuerte. Da gusto escribir contigo.

      Eliminar