Un trocito de....

"Quizá tuvieran razón en colocar el amor en los libros... Quizá no podía existir en ningún otro lugar" Willian Faulkner


viernes, 30 de octubre de 2015

Nanorrelato nº 423. ¡En pie, soldado!

Y se presentó el monstruo. Sin avisar. Por detrás, a traición. ¡Como le gusta a él…o a ella! Nada más sentir su presencia se puso en pie. Sin dudar y sin hablarle. No hubo carne trémula por el encuentro. Nada de nada. Al enemigo confianzas y debilidades ninguna. Y le clavó la espada en el pecho, donde no había corazón, claro, que para eso es un monstruo. Suficiente. Él o ella esperaban lágrimas y desesperación, pero no semejante tajo. Le atravesó de lado a lado. Y sin dejarle recobrar su fétido aliento, levantó de nuevo y… ¡Zas! un mandoble certero. Y…siguió adelante. ¡Oh, capitán! ¡Mi capitán!  Te derrotaré. Cabrón o cabrona.

A Rodrigo y su difícil pelea contra el cáncer ¡Éxito!


3 comentarios:

  1. ...cabron o cabrona, puto a puta, dios o diosa... Vaya pelea!

    Saludos, y sigue adelante con los nanorrelatos!

    ResponderEliminar