Un trocito de....

"Quizá tuvieran razón en colocar el amor en los libros... Quizá no podía existir en ningún otro lugar" Willian Faulkner


martes, 22 de mayo de 2018

Nanorrelato Nº 508. Dormancia (o monólogo interior de una bacteria)

«No me interesa nada de lo que hay ahí fuera», musitó contestándose a por qué hoy tampoco salía de su casa. «Quizá deba de ser como una bacteria, quizá eso es lo inteligente, ¡claro!, su comportamiento ante las adversidades que cuando vienen mal dadas se convierten en esporas con la esperanza de que en un tiempo (a ser posible aceptable aunque dicen…, dicen, que las que vivían en la tumba con el rey Tutankamón aguantaron 3200 años, ¡con dos ribosomas!), haya un cambio positivo en el ambiente para poder ser lo que realmente son: bacterias. Y entonces dividirse, porque para duplicarse hay que estar feliz, tener futuro, esperanza, debe de hacerse con cabeza, porque dividirte para traer al mundo a otro como tú y luchar luego por el poco alimento que haya…, no parece muy humano y mucho menos bacteriano»

2 comentarios:

  1. Hola Pedro!!!!
    Me gusta tu nanorrelato!!!! Por supuesto si se duplican es para ser feliz, nada más tonto que hacerlo para pasarlo mal.
    Un abarzo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rosa. Un abrazo muy muy fuerte.

    ResponderEliminar