Un trocito de....

"Quizá tuvieran razón en colocar el amor en los libros... Quizá no podía existir en ningún otro lugar" Willian Faulkner


miércoles, 29 de marzo de 2017

Nanorrelato Nº 456. Salta al hiperespacio

—Mira qué planeta más bonito, parece una bola azul. ¿Nos acercamos, Levo?
—No sé…, Dextro. Bueno, venga.
—Allí parece un buen sitio para cotillear. Anda, activa la invisibilidad, Levo, no vayamos a darles un susto innecesario.
—Vale.
—Hummm, qué curioso. Qué construcciones más llamativas realizan estos organismos.
—Estoy de acuerdo. Vámonos a otro sitio. Hagamos un pequeño estudio de homogeneidad, Dextro.
—Bien. Mira allí, en aquella esquina de ese continente, esa zona que tiene forma de cuerno de mamut gorditiano. Parece un buen lugar.
—Qué raro…, que abdómenes más abultados. ¿Son otra especie?
—No lo creo. El analizador genético no señala diferencias al respecto.
—¿Entonces?
—Creo recordar, pero es sólo un vago recuerdo de estudiante de biología universal, que en determinados organismos, a consecuencia de una falta proteica, el agua invade los tejidos. Pero… te repito que hace mucho tiempo y no estoy muy seguro.
—Pero…, Dextro, un déficit proteico implicaría que se están muriendo de hambre. ¿Cómo van a permitir entre seres vivos, y más de una misma especie, que se mueran de inanición? ¡Tienes cada cosa!
—Llevas razón. Siempre he tenido la polaridad más negativa que positiva. Pero, por lo que más quieras, Levo, vámonos de aquí que hay algo oscuro que me hace temblar las antenas. Salta al hiperespacio, por favor.

3 comentarios:

  1. No es de extrañar que esos visitantes se marchasen para no volver.
    Un abrazo, Pedro

    ResponderEliminar