Un trocito de....

"Quizá tuvieran razón en colocar el amor en los libros... Quizá no podía existir en ningún otro lugar" Willian Faulkner


martes, 25 de noviembre de 2014

Nanorrelato nº 281. Apolo 11

Era muy consciente de la hazaña realizada. Pero no estaba orgulloso, ni pletórico, no: sólo aturdido, como cegado por una luz muy poderosa. Había comenzado a sonreír, a comer mirando al plato viéndolo, a leer….a recordar sin miedo, vamos. Atrás quedaban las pastillas multicolores, las lágrimas excesivamente saladas, las babas espesas, la losa de granito que todas las mañanas se le subía encima justo cuando decidía levantarse de la cama, la vergüenza de las marcas en las muñecas. Sí, atrás quedaba todo. “Un gran paso para un hombre y un… grandísimo paso para la humanidad”.

3 comentarios:

  1. Todos los éxitos dejan atrás eso que llaman daños colaterales.
    Me gustó, si señor.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Los logros son muy visibles, pero sólo quienes los consiguen saben lo que hay detrás de ellos.
    Un abrazo, Pedro

    ResponderEliminar